UNICEF contribuye con el fortalecimiento de las capacidades de instituciones nacionales y territoriales del Sistema Nacional para la Prevención y Atención a Desastres. ©UNICEF/Nicaragua-2008/O. Moraga
1 de Enero de 2013

UNICEF tiene el mandato de asegurar la efectividad de los derechos de las niñas, niños, adolescentes y mujeres a través de programas nacionales que contribuyen con la Reducción del Riesgo a Desastres (RRD).


La preparación es el conjunto de acciones que debemos realizar para reducir la vulnerabilidad, por lo que entre más preparados estemos los riesgos van a ser menores. Unicef trabaja en función de reducir
El compromiso de UNICEF en la respuesta humanitaria es garantizar las protecciones de la infancia y adolescencia en situación de vulnerabilidad, ocasionadas por eventos naturales o sociales protegiéndolos contra todo tipo de violencia y de explotación.


las vulnerabilidades de niñas, niños, adolescentes y mujeres ante una situación de desastres.


Las acciones dirigidas a nivel nacional y local están referidas a impulsar y apoyar acciones relacionadas con la atención en salud; agua, saneamiento e higiene; VIH y SIDA; la educación y la protección de la infancia en el marco de los Compromisos básicos de Unicef en emergencia (CCCs).


Por ello UNICEF contribuye con el fortalecimiento de las capacidades de instituciones nacionales y territoriales del Sistema Nacional para la Prevención y Atención a Desastres (SINAPRED), a través de sus instancias como Ministerio de Educación (MINED), Ministerio de Salud (MINSA), Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAMILIA), para reducir la vulnerabilidad, mejorar la preparación para desastres y adaptación al cambio climático en comunidades y escuelas.


UNICEF apoya acciones para que las instancias nacionales y locales cuenten con planes de emergencia, metodologías e instrumentos de evaluación de daños que incluyan el enfoque de derechos de la infancia.


La participación de niñas, niños y adolescentes en los procesos educativos para la preparación a través de la herramienta riesgolandia y en la planificación de los comités municipales de prevención y respuesta a desastres, así como el apoyo a los espacios de coordinación de las comisiones de trabajo sectorial del SINAPRED, con enfoque de cluster.