340 niñas y niños de preescolar y primaria asisten a la escuela Irma Cajina, ubicada en el barrio El Cocal, en Bilwi, Puerto Cabezas. ©UNICEF/2018/Moraga
7 de Diciembre de 2018

UNICEF apoyó la certificación de 160 mil miembros de las Consejerías de las Comunidades Educativas conformados por madres, padres, estudiantes, docentes, asesores pedagógicos y directores de 11 mil centros escolares de Nicaragua.


Llegamos el último día del calendario escolar del año, después de recorrer más de 600 kilómetros, pasar abundantes ríos y bosques húmedos que todavía se conservan en la región. Encontramos a las niñas y los niños felices porque iban de vacaciones. La escuela Irma Cajina del barrio El Cocal de Bilwi, capital de la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, quedará vacía de los protagonistas del barrio: 340 niñas y niños de preescolar y primaria. La mayoría de los estudiantes pertenecen a las etnias miskita y mayagna, creoles y mestizos.


Consejerías de la Comunidad Educativa


Desde el año 2015 el Ministerio de Educación, (Mined), implementa el programa de las Consejerías de las Comunidades Educativas, integrada por profesores, estudiantes y padres de familia. Para “promover principios, normas, actitudes, cualidades y sentimientos que orienten a una conducta para hacer el bien, vivir en tranquilidad, armonía y seguridad en la familia y la comunidad”, expresa la Guía del Mined.


niños RACN
UNICEF Nicaragua ha apoyado la certificación de 160 mil miembros de las Consejerías de las Comunidades Educativas conformados por madres, padres, estudiantes, docentes, asesores pedagógicos y directores de 11 mil centros escolares de Nicaragua. ©UNICEF/2018/Garcia

“UNICEF apoya el desarrollo de las Consejerías de las Comunidades Educativas porque es una estrategia que promueve la participación de la comunidad educativa en la creación y mantenimiento de ambientes escolares seguros, saludables, libres de violencia, que contribuyen a mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, y, en consecuencia, a mejorar la calidad de la educación”, comentó Jorge Hernández, especialista en Educación de UNICEF.


“Las Consejerías Educativas en nuestra región se implementan desde varias estrategias: capacitaciones, trabajo lúdico con los estudiantes y protección de la niñez a través de las consejerías y Alerta Temprana. En Bilwi contamos con tres centros modelos de las Consejerías Educativas, entre estos está la Escuela Irma Cajina”, refirió Alejandro Ruiz, técnico del Subsistema Educativo Autonómico Regional (SEAR), del Gobierno Regional de la Costa Caribe Norte.


Julián Bello Félix, de 53 años, es el coordinador de la directiva de padres de familia de la escuela. “Esta es mi escuela porque aquí estudié yo. Siempre estamos integrados en todas las actividades de la escuela. Puedo confirmar que las niñas y los niños están cambiando. Las madres les ponen más interés a las actividades de la escuela, son más responsables que los hombres”, lamentó el Coordinador.


Mariela Velasquez Julian Bello Felix Fany Benjamin
Ala izquierda la profesora Mariela Velásquez; al centro Julián Bello Félix, coordinador de la directiva de padres de familia de la escuela Irma Cajina; y a la derecha la profesora Fanny Benjamín. ©UNICEF/2018/Moraga

Los profesores nos explicaron que después de tres años de la implementación del programa de las Consejerías en la escuela, hasta los pastores de las iglesias y los ancianos líderes de la comunidad se han incorporado a dar charlas a los alumnos sobre diversos temas. El SEAR y el Mined capacitan a los maestros y cada mes tienen talleres con los padres de familia sobre convivencia, respeto, comunicación entre los padres e hijos, entre otros temas. “Esto contribuye a resolver los problemas no solo de la escuela”, opinó la profesora Fanny Benjamín.


Cambios positivos en la escuela y la comunidad


“Estamos trabajando con las Consejerías en las cuales están involucrados también los estudiantes. Con los muchachos que andan en malos pasos hablamos con ellos y nos escuchan porque les hablamos de buena manera, en nuestra lengua materna. La mayoría de los casos son los varones porque son más rebeldes y se meten en la droga o el alcohol. …Ya podemos ver el cambio, aún en el barrio, expresó con mucha satisfacción la profesora Mariela Velásquez.


Después de tres años de trabajar como consejera en la escuela, la profesora Velásquez observa logros. “Los estudiantes eran muy rebeldes y hasta los padres de familia también han mejorado. La Profesora refiere que, si un niño le pegaba a otro niño, venía la madre a pegarle al niño que había golpeado a su hijo. Ahora ya no ocurre esto”.


Niñas y niños en Escuela  RACN
El programa de las Consejerías de las Comunidades Educativas, integrada por profesores, estudiantes y padres de familia, promueve principios, normas, actitudes, cualidades y sentimientos que orienten a una conducta para hacer el bien, vivir en tranquilidad, armonía y seguridad en la familia y la comunidad. ©UNICEF/2018/Garcia

Las Consejerías de las Comunidades Educativas también implementan el Sistema de Alerta Temprana en coordinación con el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAN), estrategia de prevención secundaria que tiene por objetivo la detección de situaciones de violencia en las familias, en las comunidades y en las escuelas. Para ello se han elaborado y reproducido herramientas para capacitación sobre Alerta Temprana, con las señales de alerta de cada situación, Guía Metodológica para estudiantes. Guía de Promoción de Valores para la convivencia y el cuido de la salud, y el Manual de organización y funcionamiento de las Consejería de la Comunidad Educativa.


160,000 miembros certificados


UNICEF apoyó la certificación de 160 mil miembros de las Consejerías de las Comunidades Educativas conformados por madres, padres, estudiantes, docentes, asesores pedagógicos y directores de 11 mil centros escolares de Nicaragua, quienes recibieron capacitaciones sobre el abordaje de diversos temas como la prevención del acoso escolar, abuso sexual, prevención de la violencia, embarazo en adolescentes y las adicciones, entre otros.
UNICEF reitera su compromiso en contribuir para que cada día más niñas, niños y adolescentes indígenas y afrodescendientes gocen de su derecho a una educación de calidad, y al fortalecimiento de sus capacidades para una mejor implementación de sus políticas y programas educativos teniendo en cuenta su identidad cultural y lingüística.


Judith Humphreys directora oM
Judith Humphreys, directora de la escuela Irma Cajina. ©UNICEF/2018/Moraga

“El mayor reto que enfrentamos en nuestra escuela es continuar avanzando en la calidad de la educación multilingüe. “Acá vienen niños que no dominan el español o el miskito, pero salen aprendiendo fácilmente porque tenemos clases en los dos idiomas y este año estamos enseñando también el inglés desde el primer grado”, expresó con mucha satisfacción, Judith Humphreys, directora del centro.