UNICEF ha apoyado acciones de respuesta humanitaria en el país cuando desastres naturales han afectado la Costa Caribe de Nicaragua. ©UNICEF/Nicaragua-2007/M. Ruiz
1 de Enero de 2013

En los últimos años las situaciones de emergencia en Nicaragua han sido más recurrentes, aumentando la vulnerabilidad de niñas, niños y adolescentes.


El creciente empeño de UNICEF en la gestión de riesgo en el marco de la reforma humanitaria y los compromisos básicos a favor de la infancia con sus aliados para proteger los derechos de las niñas y niños afectados por crisis humanitarias, destacan la función fundamental de la preparación para una respuesta rápida. Durante el huracán Félix se brindó asistencia humanitaria a unas 60 mil personas, de los cuales diez mil niñas, niños y adolescentes escolares y seis mil de 6 a 24 meses. Durante el huracán IDA se brindó asistencia humanitaria a siete mil personas, de ellas tres mil escolares y cinco mil madres y menores de 5 años.


Esto marco de acción prevé la responsabilidad de UNICEF de apoyar a las autoridades del Gobierno Nacional en la preparación y coordinación de la respuesta humanitaria en los sectores: Agua y Saneamiento, Educación, Salud, Nutrición, VIH y Protección de la niñez.


UNICEF ha apoyado acciones de respuesta humanitaria en el país cuando desastres naturales han afectado la Costa Caribe de Nicaragua. Los más recientes son el huracán Félix, que alcanzó la categoría máxima 5 (2007), y que impactó la Región Autónoma del Atlántico en donde afectó a más de 190 mil personas, de los cuales 50 por ciento eran niñas, niños y adolescentes y el huracán Ida (2009) categoría 1, que afectó a 19 mil 879 personas en el Sur y Norte del Atlántico en comunidades habitadas principalmente por indígenas misquitos y población afro-descendiente.


Con los Fondos de Respuesta para Emergencias (CERF), UNICEF ha contribuido a proporcionar una respuesta humanitaria oportuna acorde con las tradiciones y costumbres locales desde un enfoque de derechos para salvar vidas, proteger a las niñas y niños de las peores formas de violencia y abuso, y para garantizar el acceso a servicios básicos, como agua y saneamiento, salud, nutrición y educación.


Principios rectores de UNICEF en emergencias



  • Los niños en medio de conflictos armados y desastres naturales, tales como las sequías, las inundaciones y los terremotos, tienen las mismas necesidades y derechos que los niños en los países estables.

  • Nuestra respuesta reconocerá la prioridad de la acción humanitaria a la vez que garantizará el acceso en condiciones de seguridad a las poblaciones afectadas y la protección y seguridad al programa del país.

  • La respuesta a una situación de emergencia se basará en las actividades y alianzas existentes establecidas mediante la cooperación al programa del país.

  • La respuesta se basará en prioridades definidas a nivel nacional y en las ventajas comparativas del UNICEF.