Yoskary Vanegas, la mejor estudiante del curso, junto a sus amigas y docente durante el acto de graduación. ©UNICEF Nicaragua-2016/A.Jirón
21 de Octubre de 2016

Por Anielka Jirón. La excelencia y la disciplina en todo lo que hace, le permitió a Yoskary Vanegas, una adolescente de Bluefields, graduarse con las mejores calificaciones del V curso de Albañilería y Fontanería con enfoque de Cambio Climático, impulsado por la Dirección Regional de Agua, Saneamiento e Higiene del Gobierno Autónomo Regional de la Costa Caribe Sur (GRACCS) y el Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), con el apoyo técnico y financiero del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF.


A sus 18 años, ella demuestra una madurez y claridad en las metas que quiere alcanzar como parte de su proyecto de vida. “Este curso me ayudó a pensar en mi futuro y en las metas que debo cumplir a corto y largo plazo”, comenta con aplomo Yoskary.


Para ella, el curso le permitió aprender conocimientos sobre la construcción de obras de agua y saneamiento con materiales alternativos, un buen comienzo para cumplir con su sueño: ser una ingeniera civil. “Tuve la oportunidad de instalar pozos, letrinas y bombas, calcular la cantidad de arena, hierro y cemento de una obra. No quiero quedarme sólo con esto, quiero estudiar ingeniería, y estoy segura que la universidad no se me hará difícil, porque ya llevo una base sólida” remarca la adolescente sobre sus metas profesionales.


Si bien es cierto, que la adolescencia es una etapa de oportunidades, para muchos adolescentes el camino por alcanzar sus sueños no es tan fácil. A pesar de los anhelos de Yoskari, la probabilidad de su ingreso a la universidad eran mínimas por las limitaciones económicas de su familia.


Pero ahora, eso cambió, ya que en conjunto con otros adolescentes del curso emprenderán un proyecto “Tubería 3B”, una microempresa que ofrecerá los servicios de construcciones de agua y saneamiento en la ciudad de Bluefields, que será una opción que le generará sus propios ingresos.


Con emoción nos cuenta que ya recibió su primera oferta de trabajo “En Bluefields no hay empresas que ofrezcan estos servicios, y nosotros tenemos esa ventaja. Recibimos la primera propuesta de trabajo, nos quieren contratar para la construcción de una cocina con paneles de botellas plásticas, este es mi primer reto después de haber finalizado el curso” comenta con alegría Yoskary.


adolescente junto a su padre
Joskary junto a su padre en el acto de graduación. ©UNICEF Nicaragua-2016/A.Jirón

El apoyo de sus padres y aprovechar las oportunidades que se le presentan en la vida, son los factores que le han permitido a esta adolescente destacarse exitosamente en todo lo que emprende. “Muchos adolescentes no estudian porque no hay nadie que los motive a seguir con sus sueños, en cambio yo, siempre he tenido esas palabras de aliento, y eso me motiva a seguir esforzándome”.


“Yo les digo a todos los chavalos y chavalas, que al igual que yo, quieren ser alguien en la vida y un futuro mejor, que le tomen amor y empeño a sus estudios, porque nos ayuda a ser adolescentes emprendedores y crear nuestro propio plan de negocio. Tenemos que hacer que la sociedad nos mire a través de nuestros trabajos”, finalizó Vanegas.


La educación técnica y vocacional les abre una ventana de oportunidad a los adolescentes, y en especial, a las mujeres que aportan al crecimiento económico del país.


De este V curso de Albañilería y Fontanería con énfasis en Cambio Climático se graduaron 29 adolescentes, 10 mujeres y 19 varones, que se encontraban en situación de riesgo social y con rezago escolar de los municipios de La Desembocadura del Río Grande, El Tortuguero, Laguna de Perlas, La Cruz de Río Grande y las comunidades rurales de Bluefields, en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS).