Philippe Barragne-Bigot, Representante de UNICEF Nicaragua, durante su participación en el Foro Nacional ®UNICEF/Nicaragua-2015/F. Roces
6 de Mayo de 2015

Es un honor para UNICEF y para mi persona el particular tener a cargo las palabras de bienvenida a este Foro Nacional “Educación para Todos en Nicaragua, Balances y Desafíos post 2015”. En nombre del Comité Organizador de la Semana Mundial de Acción por la Educación, sean todos y todas bienvenidos, bienvenidas.


El comité organizador de la semana mundial de acción por la educación en Nicaragua está conformado por un gran número de actores tanto nacionales como internacionales, cuyo interés común es la educación. En el marco de la celebración de la semana mundial de acción por la educación, los miembros del comité y sus aliados se han dado a la tarea de promover espacios para la reflexión sobre la educación que queremos, una educación pertinente, incluyente y de calidad. Este foro es uno de esos espacios. Aquí hemos venido, con alma, corazón y vida, a aportar con nuestras ideas y experiencia, a hacer un balance de lo que ha sido los pasados 15 años en materia de educación, y seguramente vamos a reflexionar sobre las razones por las cuales no logramos la meta de una educación para todos al 2015, tal y como nos lo planteamos en las metas de desarrollo del milenio en el año 2,000.


Es un hecho que no logramos la meta. Quizás fuimos muy ambiciosos en aquel momento, o quizás no hicimos todo lo que debíamos hacer, o quizás la ruta escogida para alcanzar la meta no fue la adecuada. Todo esto lo vamos a reflexionar. Y seguramente vamos a encontrar que hay muchas cosas que podríamos haber hecho mejor. Y entonces vamos a identificar desafíos, desafíos que vamos a superar en una nueva carrera para lograr el objetivo final: una educación para todos, con equidad y calidad.


Este proceso enriquecerá al que se llevará a cabo en Incheón, República de Corea, del 19 al 22 de Mayo. Ahí se definirán las estrategias a seguir para alcanzar la meta de una educación universal en el período 2016 – 2030, lo que se ha dado por llamar la Agenda 2030. De ahí la importancia que tiene este evento, y los demás que en el marco de la celebración de la semana mundial de acción por la educación se han desarrollado, especialmente la encuesta realizada a niños, niñas, adolescentes y jóvenes, quienes tienen mucho que decir sobre la educación que quieren y que necesitan para poder asumir el reto futuro del desarrollo de su país.


La sociedad Nicaragüense se ha destacado en sus aportes a la definición de políticas y estrategias mundiales, y ha sido efectiva en desarrollarlas a nivel local, en diferentes ámbitos de la vida. Este es el momento para que Nicaragua aporte en el ámbito de la Educación, y lo está haciendo a través de un proceso participativo, en el cual la niñez es un sujeto clave. En nombre de UNICEF, reconozco el esfuerzo que desde este foro se está haciendo por poner en relieve la necesidad de una educación de calidad e incluyente, y los insto a seguir promoviendo en la comunidad educativa los espacios de reflexión que permitan aprender de la experiencia propia y retroalimentarse de la experiencia de otros. Luego, hay que pensar estratégicamente en los pasos a seguir, para al fin alcanzar la meta de que en Nicaragua toda la niñez, sin distingo de raza, sexo, condición social, grupo étnico, condición física o mental ni ubicación geográfica, goce plenamente de su derecho a una educación de calidad y con calidez.


Vayan mis felicitaciones a todos los miembros del comité organizador del evento, y a todos los y las participantes al mismo. Ustedes son hombres, mujeres, niños y niñas de avanzada.


Nuevamente, bienvenidos y bienvenidas a este su Foro Nacional Educación para Todos en Nicaragua: Balances y desafíos post 2015.


Gracias.