Aimee Gutiérrez, adolescente de 14 años de Bilwi que participó en el programa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura”. ©UNICEF Nicaragua-2015/M. García Terán
16 de Julio de 2015

Por Marta García Terán.- “Empecé hace casi un año a formarme sobre preparación de emergencias. Soy muy curiosa, me gustó el primer día, se hacían dinámicas y se trataban temas interesantes y a la vez importantes” comenta Aimee Gutiérrez, una adolescente de 14 años de Bilwi, refiriéndose a las capacitaciones sobre prevención y mitigación ante el impacto de posibles desastres naturales en tres barrios y dos comunidades vulnerables de Bilwi.


Estas capacitaciones se enmarcan en el programa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura”, promovido por la Alcaldía de Bilwi y UNICEF, cuyo fin principal es prevenir el impacto ante posibles desastres en el municipio.


“Yo no sabía nada de preparación para emergencias antes de estas capacitaciones” comenta esta chavala, “no soy la misma Aimee que hace un año, el proceso de capacitación me hizo cambiar y me hizo pensar en cómo ayudar a las personas, a mis propios amigos, a mis familiares. Cambié por completo”. Aimee estudia 3er año de secundaria, y tras aprender primeros auxilios está segura de que quiere estudiar medicina.


“Me encantó el día que fui, porque estaban haciendo una dinámica de cómo ayudar a alguien cuando está lesionado, me dio mucho en qué pensar y puse mucha atención en todos los movimientos, porque es algo que puedo hacer para ayudar a otra persona”. Aimee es muy consciente de que las cosas que aprendió en las capacitaciones le pueden ayudar en un futuro.


La mamá de esta chavala está orgullosa porque, no pensaba que la Alcaldía y UNICEF hacían este tipo de actividades. “Mi mamá ve que está bien, me dice que vaya a las charlas” dice Aimee, explicando que siempre le cuenta todo a su madre, incluido lo que ha aprendido en las capacitaciones.


“He hablado con mis compañeros sobre las cosas que yo he aprendido, les ayudo conforme a lo que yo sé” dice, “me siento preparada para ayudar en una situación de emergencia”. De acuerdo con el Rankin Global de Riesgo 2014, Nicaragua, es el cuarto país del mundo más vulnerable a los efectos del cambio climático, de ahí la necesidad de la preparación mitigación de riesgos.


Aimee ve la necesidad de tener más conocimientos, “me gustaría que me capacitaran sobre más temas más allá de preparación para emergencias, me gustaría saber más sobre prevención de trata de personas, abuso, violencia”.


UNICEF junto con el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) de Reino Unido en 2014 invirtió 150 mil dólares en la gestión del riesgo de los municipios de Bilwi y Bluefields, en las Regiones Autónomas del Caribe, que fueron seleccionados precisamente por su gran vulnerabilidad ante los efectos adversos del cambio climático.


El programa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura” es parte de esta inversión, correspondiéndoles 20.000USD, que propiciaron la capacitación de 120 niñas, niños y adolescentes en Bilwi, que ahora pueden servir de apoyo a su comunidad al momento de una emergencia.