Juliethj Orozco de 15 años, participante del programa "Construyendo Caminos para una Niñez Segura" ©UNICEF Nicaragua-2015/M. García Terán
16 de Julio de 2015

Por Marta García Terán.- Julieth Orozco estudia 4º año de secundaria y sabe perfectamente qué quiere estudiar una vez llegue a la universidad: “Quiero estudiar medicina”. Julieth tiene 15 años y vive en Bilwi con su abuela. Esta adolescente ha participado desde 2014 en el programa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura”, promovido por la Alcaldía de Bilwi y UNICEF con el fin de prevenir el impacto ante posibles desastres naturales en el municipio.


“He aprendido cómo ayudar a las demás personas en caso de emergencia, si tienen una herida o un desmayo” comenta Julieth con seguridad, “podemos ayudar a nuestras familias con lo que hemos aprendido” dice con aplomo y explica que su abuela la impulsa a estudiar y prepararse. “Cada día, cada vez que participo en esto, siento que me abre más la mente para pensar, para desarrollarme. Esto me da fuerzas y conocimiento para salir adelante”.


Julieth va uniformada con la gorra y camiseta del programa, sonríe tranquila mientras explica que no esperaba participar en capacitaciones sobre preparación de emergencias, “en la primera ronda no pude asistir porque estaba enferma, pero me volvieron a llamar después y fui a ver para saber qué enseñaban y me gustó”.


Aprender primeros auxilios le llamó mucho la atención “como quiero ser médica, saber eso me va a ayudar”. Julieth recibió junto a otras 9 adolescentes mujeres y 10 varones la capacitación para capacitadores, de forma que ahora ella puede replicar lo aprendido con otro grupo de chavalas y chavalos. Este grupo de 20 ya multiplicó sus conocimientos con apoyo de un especialista formando un total de 100 niñas, niños y adolescentes, en las que participaron líderes comunitarios y padres de familia.


Esta adolescente explica que ya ha realizado simulacros de desastres naturales en su barrio y en la escuela. “Es una bonita experiencia, lo que nos habían enseñado, se lo dimos a otras chavalas y chavalos. En los simulacros me di cuenta que he aprendido mucho en este proceso” comenta.


Julieth también ha aprendido sobre reciclaje “ahora sé crear cosas con los desechos, cómo reutilizar de una manera buena, sin ensuciar”. La iniciativa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura”, impulsó acciones de prevención y mitigación ante el impacto de posibles desastres naturales en tres barrios y dos comunidades vulnerables de Bilwi. Por eso las chavalas y chavalos participantes han aprendido a cerca de cambio climático y reciclaje.


UNICEF y el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) de Reino Unido en 2014 invirtióeron 150 mil dólares en la gestión del riesgo de los municipios de Bilwi y Bluefields, en las Regiones Autónomas del Caribe, que fueron seleccionados precisamente por su gran vulnerabilidad ante los efectos adversos del cambio climático. La inversión en el programa “Construyendo Caminos para una Niñez Segura” asciende a 20.000 USD.